BRASIL MARZO 2016

blogpic6.png

Querida familia, Socios y Amigos.

 

Espero se encuentren bien. Acabo de regresar de un viaje de tres semanas de ministerio, primero en Brasil y luego en Cleveland, Tennessee. Tuve el privilegio de participar el fin de semana en varias reuniones juveniles con mi amigo Perry Stone. Cada primavera, él y su equipo en el Centro Internacional Omega, celebran varios eventos llamados "Festividades Guerreras"; miles de adolescentes asisten para recibir un toque de Dios. Cuando llegué a Tennessee sólo tenía 24 horas de haber regresado al país y estaba muy cansado; pero Dios, sin embargo, me dio la gracia de compartir la Palabra con más de 4.000 jóvenes. Como usualmente pasa, recargué mis energías y la respuesta de los adolescentes al Espíritu de la presencia de Dios fue abrumadora. Los llamados al altar duraron más de una hora mientras imponíamos manos sobre cientos de corazones hambrientos. Estoy seguro que el impacto de los acontecimientos se sentirá en los próximos meses. Estaré de regreso en sus “Eventos de Reforma” para el verano, abordando específicamente el problema del suicidio en esta generación. Sé que Dios va a hacer algo maravilloso. Las dos semanas anteriores me encontraba en el estado de Brasilia en Brasil. Llegamos corriendo emocionados por celebrar algunos de nuestros primeros "Eventos de Vida" en esta maravillosa nación. Como ustedes saben, en la estrategia del "Evento de Vida" usamos el video de Mar de Arboles filmado en Japón, así como mi testimonio personal. Habiendo celebrado este tipo de eventos en otras naciones, estaba ansioso por ver cómo se recibiría en Brasil; los resultados fueron asombrosos. En cada evento el espíritu de Dios guio a las iglesias, confirmando que Él estaba listo para abordar este tema, a la manera de Dios, con gran poder y libertad para todos aquellos que le respondieran con fe. Las iglesias con las que trabajamos eran nuevos contactos y no me conocían ni a mi ni a Jovenbytes, lo que probablemente funcionó a nuestro favor ya que no había ideas preconcebidas ni expectativas; Lo que Dios hizo confirmó que no había otra agenda más que la SUYA. 

Como ocurre con muchas de las iglesias en Brasil, la video tecnología e internet pueden ser difíciles de encontrar, incluso en algunas de las iglesias más grandes. Yo estaba un poco preocupado porque la sección del video en el sermón era clave para comunicar el mensaje de manera efectiva. Por la gracia de Dios, cada iglesia tenía algún tipo de sistema de visualización de video disponible y las reuniones fueron según lo planeado. En cada evento, el proceso era el mismo, muestro la sección de 12 minutos del video y luego predico unos 30 minutos, compartiendo el testimonio de la muerte de mi padre y una parte de la escritura que explica la batalla espiritual detrás de lo que estamos viendo alrededor del mundo. Tan pronto como termino el mensaje, hago una breve invitación a aquellos que no sólo están luchando contra la oscuridad y los pensamientos de suicidio, sino a aquellos que han sido afectados por este espíritu siniestro y que necesitan perdonar y aceptar la vida... cada vez, cientos pasan al frente. A veces pareciera que toda la iglesia estaba en el altar clamando a Dios. Lo que estaba ocurriendo era diferente a lo que vimos en nuestras otras reuniones en Brasil, jóvenes y adultos vinieron delante de Dios derramando sus corazones. A medida que el equipo de adoración comenzó a ministrar canciones de vida y libertad, la intensidad creciendo era tangible. Reprimimos a los espíritus de muerte, echamos fuera demonios, y sin fallar las personas comenzaron a recibir liberación; los demonios se manifestaron dando un grito terrible.